8/18/2007

Educación para la ciudadanía (y el ciudadanío)

Meto en el busca "educación para la ciudadanía", entre las primeras referencias las distribuidoras del libro, todas dicen lo mismo, curioso.
Luego están los medios de ultraizquierda, marxistas y demás.
Todo son loas en una y otra parte y en los peores nichos antisistema están encantados con el nuevo "libro rojo" de educación política. No es para menos.

Dentro de la reseña oficial;
La obra revela con datos precisos, directos y sin miramientos políticamente correctos, las principales estrategias de las mal llamadas democracias modernas para perpetuar el desequilibrio; cómo cada intento revolucionario de las sociedades para cambiar el sistema neoliberal capitalista e instaurar otros modelos más justos (comunismo y anarquismo) ha sido violentamente reducido por los mismos estados adalides de la Democracia internacional -se atiende a los casos de Cuba y el cono sur latinoamericano, la URSS, la España de principios de siglo, etc-. Asimismo se defienden con contundencia los actuales y 'vivos' intentos revolucionarios en América latina. Los autores realizan un esfuerzo poco usual por manejar materias en principio tan densas y 'adultas' del modo más accesible e incluso atractivo para cualquier adolescente medio. Las geniales y corrosivas ilustraciones de Miguel Brieva constituyen un pilar fundamental para la obra, que adquiere una riqueza y calado crítico indispensable para las nuevas generaciones de cualquier democracia actual.

Y lo que acaba de explicarnos el quid de la cuestión, en una entrevista a los escritores del panfleto marxista:

"Educación para la Ciudadanía. Democracia, capitalismo y Estado de Derecho" es el título de uno de los últimos manuales editados para servir de apoyo a esta asignatura, tan criticada por la derecha y por la Iglesia. Pero este es un texto, cuanto menos diferente. Y no podía ser menos, ya que uno de sus autores, Carlos Fernández Liria, fue uno de los guionistas de la mítica serie infantil "La bola de cristal", programa que revolucionó, no sólo al público infantil al que iba dirigido, sino también a jóvenes y adultos durante los años 80.


“Nosotros nos habíamos opuesto desde el principio a esta asignatura, pero siempre desde una perspectiva de izquierda. Finalmente decidimos hacer un manual, como en un intento de decir: ‘si queréis EpC, la vais a tener, pero la vais a tener en serio’”. Así de contundente se muestra Carlos Fernández Liria en declaraciones a El Plural.com al hablar de cómo surgió la idea de escribir Educación para la Ciudadanía. Democracia, capitalismo y estado de derecho, un libro de autoría conjunta con Pedro Fernández Liria y Luis Alegre Zahonero, e ilustrado por Miguel Brieva.

Fernández Liria añade que con este libro los tres autores buscaban que “lejos de ser una asignatura para el adoctrinamiento, con matices ideológicos del pensamiento único, sea una ocasión para reflexionar desde la filosofía sobre lo que es nuestro estado de derecho”.

El autor y ex guionista de "La bola de cristal" asegura que los tres escritores del libro se opusieron a la asignatura “como educación en valores democráticos”. “Antes habría que ver si es sistema constitucional no es una mentira, si eso que llamamos ‘ciudadanía’ no es más bien una ilusión en las condiciones económicas bajo las que nos encontramos, y si es posible hablar de estado de derecho bajo las condiciones capitalistas en las que vivimos”, explicó.

Sin embargo, se muestra muy distante de las críticas que hace la derecha a esta asignatura. “Es muy curioso que desde la derecha planteen una critica diciendo que es una asignatura para el adoctrinamiento, porque precisamente desde la derecha se está defendiendo desde siempre la presencia en nuestra enseñanza pública de la Religión, una asignatura que en realidad es puro adoctrinamiento”, advierte el autor.

Además, se muestra muy crítico con la idea de hacer “objeción” de la materia. “No podemos estar de acuerdo con esa objeción, y mucho menos cuando la propone la derecha: esa postura es totalmente cínica”, lamenta el escritor.

Según él mismo explica, en "Educación para la Ciudadanía. Democracia, capitalismo y Estado de Derecho", se ha intentado hacer hincapié en los contenidos, ya que los tres autores consideran que “son los contenidos, precisamente los políticos, los que están en juego”. Para ellos, “es absurdo pensar que una asignatura como EpC no tenga unos contenidos políticos muy serios y que obliguen a cualquier autor a unos compromisos muy radicales y muy explícitos”.


2 comentarios:

weny dijo...

Ahí miente hasta el apuntador, excepto el autor del blog.-
Abrazos.-

Articman dijo...

Jorgete: ¿Tu nunca te cansas de meter el dedo en la llaga? De momento estás en la portada de LD. que sólo leerla me ha dado retortijones. Hoy no salvo ni a María San Gil