12/04/2010

Estado de excepción o estado de alarma


El jueguecito de cambiar las palabras malditas por otras mas light no cambia la sustancia de las cosas.

A golpe de decreto ley el gobierno ha llegado a las manos en su pelea con los controladores aéreos  tras el decretazo de ayer tan oportuno en fechas, nada menos que militariza  los civiles y les ordena a punta de pistola que marquen el paso de la oca. Suspensión de sus derechos mas elementales como ciudadanos. Suspensión del servicio militar obligatorio pero con movilizaciones forzosas cuando conviene. Que te apliquen la ley penal militar siendo civil antes se llamaba estado de excepción, ahora estado de alarma.
¿Alarma menos el control de los controladores?

Reducido el asunto al usual juego progresista de buenos y malos, los medios se vuelcan y por primera vez en una huelga los afectados tienen sus derechos vulnerados. En otras no por lo visto. Ahora los huelguistas son presuntos delincuentes, unos viles chantajistas privilegiados que toman rehenes.

El tema de los controladores y sus horas extras lleva décadas enquistado. Cualquiera podría pensar que la solución debería pasar por ampliar el nº de controladores y  disminuir las horas extras, no en decretos ley que reducen las libertades.
 A ver quién controla a los controladores de los controladores.